Me encantan los quiché y ahora que estoy adaptando todas mis recetas a la version vegana, este es una que tenía pendiente. Así que ayer me puse a experimentar y ¡Que cosa mas rica señores! El resultado fue un platillo delicioso con una mezcla de sabores irresistible. Como siempre a los niños les encantó! Bueno, a todos menos a María José que, a diferencia de Alex y Sara, es súper mala comedora y ya no sé que hacer para que coma vegetales 🤦🏽‍♀️ supongo que hay que darle mas tiempo. Si alguien tiene algún truco, por favor 🙏🏽 díganme en los comentarios.

Y aqui va la receta 👇🏽

Ingredientes:

Para la masa

2 Tazas de harina de garbanzos
1 cucharadita de sal
2 cucharaditas de aceite de oliva extra virgen
100 mililitros de agua

Para el relleno:

1 boniato mediano picado en trozos
2 tazas de espinacas
1 cebolla pequeña picadita
1 caldito de verduras casero (receta aquí)
1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra
Un chorlito pequeño de agua
150 gramos de Tofu
100 mililitros de agua
2 cucharaditas de cúrcuma
1 cucharadita de ajonjolí
1 cucharas de orégano
1 cucharadita de pimienta
1 cucharadita de sal

Método para la masa:

Mezclar bien todos los ingredientes en un bowl. Amasar y formar una bola, llevar al refrigerador cubierta con film transparente o en una bolsa ziploc. Dejar en el refrigerador mientras preparas el relleno.

Método para a el relleno:

En el aceite de oliva sofreímos el boniato con la cebolla, agregamos el chorrito de agua y dejamos cocer tapado a fuego medio por 10 minutos. Pasado este tiempo  agregamos la espinaca, mezclamos y tapamos nuevamente y de jamón cocer hasta que la espinaca esté lista, más o menos 5 minutos. Apartamos del fuego y reservamos.

Ponemos en la batidora el tofu, con la cúrcuma, el orégano, pimienta, el ajonjolí, la sal y los 100 mililitros de agua. Procesamos hasta integrarlo todo y añadimos esta mezcla al boniato y a la espinaca, mezclando bien.

¡A montar!

Te acuerdas de la masa que metimos en el refri 😂 Sácala y extiéndela con un rodillo en una superficie engrasada con un poco de aceite de oliva. Sin presionar demasiado, solo extenderemos la masa hasta obtener el tamaño deseado, que será como el del molde para quiché que vayamos a usar. Colocamos cuidadosamente la masa en el molde previamente engrasado y acomodamos bien.

Pinchamos con tenedor el fondo de la masa y colocamos el relleno. Llevamos al horno y horneamos a 200 grados Celsius (390 Fahrenheit) por 20 minutos.

¡Listo! Ahora recuerda dar las gracias por este sabroso alimento antes de comerlo 😉

¡Los amo a todos!

3 Comments

  1. Felicidades María por una vez más crear una receta diferente, pero igualmente sana, en la que nos enseñas a disfrutar de los vegetales.
    Dios bendiga tus manos y tu creatividad.

    Me gusta

  2. Una receta deliciosa, nutritiva y saludable, gracias por esos ricos platos que nos compartes.
    María José ya se acostumbrará, es que está muy pequeña todavía y no se a adaptado al cambio.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s