Por las fotos en mi blog de instagram, ya te habrás imaginado que tengo una fuerte debilidad por la naturaleza. Observar las inmensas montañas, escuchar el sonido del río y perderme en un bosque frondoso con árboles gigantes son de las cosas que me dejan sin aliento. Soy feliz estando en soledad en una cabaña en medio de las montañas en donde sentirme que puedo ser yo, sin filtros y sin tratar de “quedar bien” porque allí puedo ser realmente yo misma, la naturaleza me acepta como soy, yo me alimento de su energía y esencia y ella también se queda con la mía y la transforma sacando lo mejor de mi.

A diferencia de los lugares en España famosos por sus fiestas, rumbas, playas y alcohol, en donde los millonarios van a hacer alarde de sus yates y coches de lujo, Asturias es un lugar para conectar. En medio de una total tranquilidad, paz y quietud, su naturaleza te invita a conocerte a ti mismo, a conectar contigo, y a mirar hacia dentro. En Asturias yo me siento cómoda, aún más cerca de Dios y de su inmensa creación, la madre tierra.

IMG_2962 copia
Casa rural El colladin

La primera vez que fui a Asturias me quedé en Llerices, un pueblito en Cangas de onís que por las fotos que vi en internet, era justo lo que quería y necesitaba en ese momento. Ubicada dentro del parque nacional Los picos de Europa y bien cerquita de Covadonga, la casa rural en donde me alojé, el Colladin, era perfecta para poder trasladarme fácilmente y conocer los alrededores de la zona. Mientras iba conduciendo hacia mi destino, ya iba impresionada con la belleza del camino y al llegar allí lo primero que noté fue la amabilidad de las personas y el calor humano con el que me atendieron.

IMG_5102
Habitación en El colladin

La habitación era perfecta, con unas vistas impresionantes, fue tan lindo despertar en las mañanas con el canto de los pájaros y con los rayos del sol que se colaban por la ventana. Pero la mejor sorpresa fue al abrir la ventana y ver la hermosa montaña que tenía justo en frente. Era enorme y hermosa, yo sentí que me hablaba y me daba la bienvenida, le di las gracias.

 

IMG_1504 copia
Basílica de Covadonga

El primer día fui a visitar el real sitio de Covadonga. Ubicado también dentro del parque nacional los picos de Europa, en plena naturaleza, entre montañas y bosques, es un lugar mágico en donde se siente la fe de sus lugareños y de quienes lo visitan. Está compuesto por la basílica de Covadonga y la santa cueva de Covadonga. De verdad, aún no he visto en España a gente tan religiosa y llena de fe como en aquel lugar.

Ese mismo día, más tarde, mi intención era ir a los lagos de Covadonga, pero al intentar subir me dijeron que no se permitían coches, que debía tomar el autobús. Como ya era tarde y los autobuses estaban regresando, decidí dejar esa visita para el día siguiente y así poder ir temprano en la mañana para poder apreciarlo mejor.

Así que al día siguiente tomé el primer autobús a las 9:00 de la mañana. Al llegar allí hice la ruta alrededor de los lagos de Covadonga, el lago Enol, el Ercina y el Bricial. El Parque Nacional Los Picos de Europa es un espacio sin duda para toda la familia, tanto si vienes de escalada, en bici o simplemente a dar un paseo tranquilo y admirar su belleza.

IMG_1833 copia.jpg
Lagos de Covadonga, El Enol
IMG_1480 copia
Lagos de Covadonga, Ercina

Mi segunda vez en Asturias fue en el parque nacional de Somiedo. Un lugar espectacular, de naturaleza impresionante que alberga múltiples especies salvajes. Conduje por la noche y llegué a la casa rural a las 2 de la mañana, así que me fue imposible apreciar su belleza. Fue hasta el día siguiente que pude verlo. Me hospedé en una casa rural en Pola de Somiedo, sumergida entre las montañas y en pleno centro del parque natural.

IMG_0364 copia
Parque Natural de Somiedo, Asturias

Pero cómo llegué allí fue lo importante. No tenía planeado ir y esa tarde, después de pasarme todo el día trabajando en un proyecto personal, me entraron unas ganas enorme de volver a Asturias, como ya había ido, busqué en el internet otra zona diferente de la que ya había visto. Eran ya las 7:00 de la noche, cuando vi las fotos no lo dudé; llamé para preguntar por disponibilidad en la casa rural y la voz de una señora muy amable me respondió que si, le dije que apenas saldría desde Madrid y que llegaría tarde, me dijo que no había problema, que me esperarían. Le dije a la señora que si quería mis datos para hacer la reserva, ella me dijo que no, que no me preocupara y que solo fuera. Ya les digo, que alguien se fíe de ti de esa forma en Europa es bastante raro. Agarré el coche y me fui.

IMG_0503 copiaAdemas de lo oscuro que estaba el camino, llovía sin parar. Sentí miedo; De verdad, creo que esa noche recé mas padres nuestros que los que he rezado en toda mi vida. Para rematar vi un cartel que decía: “Cuidado, zona de osos” el corazón se me aceleró y la verdad no era por miedo a ser devorada por un oso, mi miedo era a atropellar a uno con lo oscuro que estaba todo aquello. Por suerte ningún oso se cruzó en mi camino y al llegar a la casa rural respiré de alivio.

IMG_3770 copiaDormí y al día siguiente me desperté en un lugar mágico, con una energía increíble. Me sentía tan llena de paz, ni siquiera salté de la cama para ir a explorar como normalmente hago, al contrario, me tomé mi tiempo, abrí la ventana y respiré el aire puro y frío y aproveché para hacer mi meditación de la mañana. Por una vez no me importó el tiempo, sentí que estaba justo donde debía estar, en el momento correcto. Hablé con Dios y le di las gracias por aquel momento, por haberme guiado hasta aquel lugar, porque de la manera que todo pasó, no me cabía duda de que Él quería que yo estuviera allí.

IMG_8408 copia.jpg
Casa del Lobo, Belmonte, Asturias

Así transcurrió el fin de semana, simplemente dejándome llevar y permitiendo que todo fluyera. Visité la casa del oso en Pola de Somiedo y la casa del lobo en Belmonte, a media hora de allí. Intenté también subir hasta los lagos de Saliencia, pero el camino estaba congelado y no pude seguir subiendo la montaña.

 

Al regresar a Madrid decidí desviarme un poco para ir a Oviedo, capital del Principado de Asturias. Desde luego y como todo lo que visité era impresionante y hermoso. Los Asturianos además gente sencilla, súper acogedores y amables me hacían sentir bienvenida en todo momento.

IMG_1109 copia
Santa María del Naranco, Oviedo, Asturias

Además de lo expresado anteriormente, lo que hace que Asturias sea un lugar mágico para mi, es que cuando estoy allí siempre tengo la sensación de que es mi sitio. Me siento en casa y mas cerca de Dios.

¡Los amo a todos!

María

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

9 Comments

  1. Me ha encantado tu post!
    Comparto contigo la admiración por Asturias sus contrastes; tranquilas playas, acantilados, valles con ríos que parecen sacados de un cuento, fantásticos pueblecitos escondidos entre las montañas, esas majestuosas montañas que en ocasiones asustan por los desniveles… los osos, los lobos….
    Es un paisaje que impresiona!
    Si María, Asturias es otro mundo! y leyendo tu post me han entrado ganas de volver muy pronto!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s