Los beneficios de tener siempre una actitud agradecida son inmensurables, pues te enseña a ver la vida como un regalo y nos permite apreciarla mucho más. Al enfocarnos mas en lo positivo y dejando a un lado lo negativo nos ayudará a acercarnos mas y mas a la felicidad.

Lamentablemente yo descubrí el poder de la gratitud ya en mi adultez, antes nunca nadie me habló de ello. Sí me enseñaron a que tenía que dar las gracias al recibir un regalo, o por un favor; también me enseñaron a dar las gracias a Dios, pero nunca escuché que la gratitud es tan grande, que incluso dar las gracias por algo negativo, puede convertirlo en positivo. Fue solo hace unos meses, a través de un libro, que yo conocí las alegrías que puede traer a mi vida el ser una persona realmente agradecida. Y no se trata de ser una persona super, mega, hiper positiva todo el tiempo, pues siempre nos pasarán situaciones negativas, eso es inevitable; siendo agradecidos y dando gracias incluso por esos momentos tristes y desesperantes en nuestras vidas encontraremos lo positivo de esa situación, porque siempre hay algo positivo en todo y, a lo mejor, algo que para nosotros es negativo, a la larga nos damos cuenta de que era lo mejor que podía haber pasado. Ahora sabemos que ser agradecidos incluso cuando las cosas no van del todo bien y cuando surgen conflictos o problemas, nos ayuda a adiestrar nuestra mente hacia lo positivo.

IMG_0491Ahora imagínense que nos hubieran enseñado a ser agradecidos y a valorar todo lo que tenemos desde niños. Pues seríamos adultos mas positivos, mas sanos, mas contentos, capaces de moldear nuestros pensamientos, ser mas optimistas y siempre dispuestos a ver el lado bueno de las cosas. Y por ende, seriamos adultos mas saludables, con mejor relación con nosotros mismos y con quienes nos rodean.

Nosotros los padres siempre queremos que nuestros hijos vivan mejores vidas que nosotros, que no pasen el mismo trabajo que nosotros pasamos y que no sufran las cosas que nosotros hemos sufrido. La mejor manera de evitar que esto suceda, no es dandole cosas materiales para compensarlos, como a veces pensamos, más bien el truco está en brindarles una educación emocional sana que les permita descubrir herramientas que les ayude a ser seres humanos felices y a vivir plenamente. Es por ello que hace algún tiempo comencé a enseñar a mis niños a practicar la gratitud. Con cosas muy simples como agradecer cada día al despertar, dar gracias por los alimentos antes de comer, dar gracias por las estrellas, por la luna, por el sol, por papá, por mamá, por los hermanitos, por nuestra mascota, por nuestros amigos, etc. es lo mejor que podemos hacer para introducir a nuestros niños al mundo de la gratitud.

IMG_0498Es importante enseñarles a ser agradecidos de una manera sencilla y natural, es por ello que dar gracias por las cosas mas simples y sencillas que nos pasan cada día, les ayudará a hacerlo habitual y a acostumbrarse de manera mucho mas rápida.

Enseñando a mis niños a dar gracias paso a paso:

  1. Despertarles con música: Esto les ayudará a despertar de manera divertida y a que su primer pensamiento al despertar sea positivo. Esto es de suma importancia, ya que de este primer pensamiento dependerán todos los demás pensamientos que llegarán a su mente en el transcurso del día. Es importante que las canciones sean infantiles y que tengan letras con lindos mensajes, alegres y positivos.
  2. Antes de ir al colegio recitamos una oración que ellos mismos me ayudaron a elaborar. Si no es día de cole, hacemos la oración antes de salir de casa o antes del desayuno.

“Gracias Dios porque me permites ver un nuevo día; gracias por mis hermanitos, por mamá y papá, gracias por el amor que damos y recibimos y especialmente por el gran amor que me doy a mi mismo. Gracias porque somos personas importantes en este mundo y parte esencial de la creación. Ayúdame a encontrar en mi interior el propósito que tienes reservado para mí. Amen.

La oración debe de ser simple y fácil de aprender, recuerda que ellos tienen que ver esto como algo divertido para que siempre quieran hacerlo.

  1. Cuando yo doy gracias también procuro que ellos me vean y me escuchen. Si mis hijos me ven practicando la gratitud y les cuento las cosas por las que estoy agradecida, ellos también querrán hacer lo mismo. La mayoría de las veces en que les hablo de las cosas por las que estoy agradecida en ese día, se convierte en una conversación en donde ellos también me cuentan las cosas por las que ellos se sienten agradecidos. Esto, aparte de practicar la gratitud, también nos ayuda a establecer una conexión aún mas estrecha de madre e hijos.IMG_0501
  2. Ser ejemplo: Los niños hacen lo que nosotros hacemos. Es por ello que actuar de una manera agradecida con todo lo que nos rodea, les enseñará a ellos a hacer lo mismo. Esto incluye, dar las gracias a la cajera del supermercado al pagar nuestros alimentos, dar las gracias al cartero que nos trae la correspondencia, darle las gracias a ellos mismos cuando se portan bien y hacen algo para agradarnos. “Gracias Alex por ser un niño tan bueno, mamá se siente feliz y orgullosa de que hoy hayas hecho la tarea tu solito” “Gracias por ayudarme a poner la mesa para cenar” “Gracias María José por recoger tus juguetes” “ Gracias Sara por cuidar de tus hermanitos” etc.
  3. Disfrutamos juntos de las cosas simples y maravillosas que nos regala Dios: Alejandro es súper fan de la luna, cosa que estoy segura aprendió de mi. Así que cada luna llena salimos a verla y damos gracias a Dios por haber creado una luna tan hermosa. También le damos las gracias a la luna por deleitarnos con su belleza, por su luz y por hacer tan bellas las noches.
  4. IMG_0499Agradecemos a la naturaleza y a Dios por haberla creado: Esto les enseña a apreciar las cosas que realmente importan en la vida, agradeciendo y disfrutando de la naturaleza, hace que los niños sean mas altruista y que cada vez les importen menos las cosas materiales.
  5. Enseñarles a ser amable y a respetar a los demás: ¡Por supuesto! El respeto hacia los demás es imprescindible cuando queremos criar a niños emocionalmente sanos y agradecidos. Esto les ayudará a tener una actitud siempre positiva hacia las personas. Recordarles siempre que el trato que tenemos hacia los demás es un reflejo de como nos sentimos nosotros mismo por dentro. Por eso ser amables (incluso cuando las personas no lo merecen) nos recuerda siempre todo el amor que nosotros llevamos dentro.

Ser agradecidos nos ayuda a enfocarnos en lo bueno, en lo  que SI TENEMOS, en las pequeñas cosas maravillosas que nos pasan cada día, el despertar cada mañana, el estar sanos,  tener a nuestra familia cerca y poder contar con ellos, tener a nuestros amigos que nos hacen reír, el colegio en donde aprendemos, etc.

Enseñar a nuestros hijos a ser agradecidos, les permitirá vivir mas felices, apreciando las cosas realmente importantes de la vida, como la salud, el amor y la familia; les enseñará también a apreciar a las personas por su valor humano. Recuerda que como padres es muy importante que seamos agradecidos nosotros primeros para que ellos nos vean. De esta manera será mucho mas fácil que nuestros niños quieran y sean seres agradecidos y felices.

¡Los amo a todos!

María

8 Comments

  1. Excelentes!! Ser agradecidos nos hace seres adorables, lo bonito que lo que tú das eso recibe, eres admirable tus hijos crecerán llenos paz con sigo mismos, ellos reflejan la paz que llevan por dentro, dar gracias nos liberas.
    MARIA eres admirable ten por seguro que tus hijos son seres llenos de amor por dentro y por fuera llevan en don de la gratitud, Dios nos amas y les agradas que les demos las graciasss por todo los que nos das día a día, nos das la vida, nos pones tantas cosas bellas , no me canso de darles las gracias por todo lo que me ha dados la vida, mi familia lo más hermoso que tengo y el amor de mi Dios!!
    Gracias a Dios por existir personas como tú , gracias por que atraves de ti podemos manifestarnos y recordarnos que no nos faltes esa palabra hermosaaa que cuesta poco pero vale muchísimos la gratitud “” gracias, graciasss!! Tu familia es preciosaaaa Dios los bendigas siempre!!🙏🙏🙏♥️

    Le gusta a 1 persona

  2. Muy cierto María, debemos dar gracias a Dios por todas las bendiciones que cada día derrama sobre nosotros. Que tus hijos aprendan a valorar y dar gracias por todo lo que reciben es un don de Dios, ya que la mayoría de las personas van creciendo pensando que merecen recibir todo y con ese pensamiento van dejando la humildad a un lado y llenándose de prepotencia, gracias a Dios que existen personas como tu decididas a que sus hijos y los demás entiendan lo importante de mantener la gratitud como algo imprescindible en su vida. Gracias!!!!
    Dar gracias a Dios en todo momento.

    Le gusta a 1 persona

  3. Qué bien enseñar a los hijos a ser agradecidos!!
    Realmente es como tú dices, una persona agradecida es una persona feliz.
    Al agradecer valoramos de verdad y somos conscientes de las cosas que tenemos, las que nos ofrece La Naturaleza y las que nos ofrecen las personas que nos rodean y también nos hace ser felices al corresponder.

    Le gusta a 1 persona

  4. Me encantó este artículo de enseñar a nuestros hijos a ser agradecidos, agradecer a Dios en todo momento, siempre sacar el lado positivo de las cosas, viviendo así, más felices, con mas humildad y sobretodo con un buen corazón para apreciar todo lo que Dios nos da.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s