Observando todo a mi alrededor me doy cuenta cuán afortunada soy al vivir en este mundo. He tenido muchos altibajos, momentos tristes y de desesperanza, pero cuando veo todo lo que me rodea es cuando comprendo que muchas veces me centro demasiado en mis problemas, sin darme cuenta de todo lo que tengo, de lo que realmente importa; Mis hijos, las personas que siempre están ahi, con las que puedo contar. En el mundo hay tantas cosas maravillosas que Dios creó precisamente para que yo y todos nosotros las podamos disfrutar. A lo largo de nuestras vidas y por nuestras propias y diferentes experiencias vamos aprendiendo a ver y a pensar con la razón; una razón y un pensar que dependerá de lo que cada uno de nosotros hayamos vivido. Cada vez esa razón nos va alejando más y más de nuestra alma y como resultado se nos va olvidando como pensar con el corazón. Es por eso que cada vez más nos vemos afectados por enfermedades psicológicas, porque como todos ya sabemos, todo comienza en nuestra mente.

Se nos hace difícil encontrar dentro de nosotros aquel lugar en donde nuestros pensamientos son de generosidad, de comprensión, de ayudar a los demás y de querer ser inspiración y motivación para otros. Ese lugar en donde no existe la envidia, ni la maldad; allí donde no estamos divididos, ni nos creemos mejores que nadie; ese lugar en donde somos uno y como tal, nos ayudamos los unos a los otros.  Un lugar En donde el corazón es nuestro guía y el amor la fuerza que nos mueve. En aquel camino somos puros, somos luz; Ése es el camino del alma. Pero existe también un camino al que estamos más acostumbrados, el camino en donde la razón anula todo lo anterior, en este camino consideramos a la mente mas importante porque creemos que eso es lo que nos hace inteligentes y por ende anulamos al corazón. En este otro camino muchas veces somos mecánicos, envidiosos, egoístas y materialistas. No pensamos con el corazón, sino con la razón.

Dos caminos diferentes, a los que estamos expuestos todos los días de nuestras vidas, a cada momento, en todo lugar. ¿Cuál estamos eligiendo?

casitaCuando mi niña mayor, Sara era pequeña y nos íbamos al parque, ella siempre encontraba una mejor amiga. A lo mejor no la conocía de nada! pero jugaban algunas horas en una tarde y eso para ella era suficiente para considerarla su mejor amiga. Eso porque su corazón de niña es puro, sincero y ve todo con los ojos del amor. Yo sin embargo no lo podía entender y me reía cada vez que Sara me decía que había encontrado una mejor amiga; ya que yo veía todo con mi razón, ¿pero cómo es posible que esta niña encuentre una mejor amiga donde quiera que va? para hacerse mejores amigas hay que conocerse bien, verse todos los días, etc. Pero el sentimiento de Sara era su primer pensamiento, venía directo del corazón, era pequeña y aún su razón no intervenía para decirle que esa no podía ser su mejor amiga. Así que Sara salía del parque feliz con una nueva mejor amiga todos los días. Yo, creyéndome inteligente anulaba lo que Sara me decía con su corazón.

Hoy recuerdo aquello y me arrepiento de todas las veces que le dije a Sara “esa no puede ser tu mejor amiga” o “no puedes hacer una mejor amiga en tan solo un rato jugando en el parque” Tratando de transmitir a mi hija lo que había aprendido yo por mi experiencia individual. Ahora pienso, ¿y por qué alguien no puede encontrar a su mejor amiga en el parque?

Si todos nosotros viéramos con los ojos del alma, también podríamos encontrar mejores amigos a donde quiera que vamos, nos comunicaríamos con el corazón y nos uniría el Amor. ¡Que hermoso sería el mundo!

No es difícil encontrar ese camino, si nos dejáramos llevar de nuestra alma ella misma nos mostrará el camino, pero debes dejarla guiar. Así conocerás un mundo que no es nuevo pero que quizá has estado ignorando, un camino lleno de milagros. Sé que cuando hablo de milagros en seguida llega a nuestra mente algo grande, algo que no ocurre muy a menudo; algo inmenso que cambia nuestra suerte para siempre. Pero la verdad es que también existen pequeños milagros que suceden cada día a nuestro al rededor; esos son los milagros que debemos de aprender a reconocer y apreciar para poder ser felices.

playa
Si tan solo nos tomáramos el tiempo para verlo todo desde el alma, para valorar todas las pequeñas cosas. Imagínate solamente cuantas personas no pueden ver el mar, cuántas personas no pueden ver cómo el viento mueve las hojas de los árboles, ni como el sol se asoma cada día detrás de las montañas. Pensar con el alma es poder ver un milagro en tan solo una sonrisa y un buenos días. Sé que esto nos parece ridículo a muchos, precisamente porque la razón es lo único que nos mueve, dejando de lado e ignorando por completo las cosas que no podemos ver con nuestros ojos, las emociones y las sensaciones que provocan en el cuerpo los latido de un corazón generoso, humilde, alegre, lleno de gratitud con todo lo que percibe a su alrededor. El ajetreo de la vida, nuestros trabajos, las desilusiones que hemos vivido, los engaños; son solo algunas de las razones por las que nos vamos alejando de nuestro propio corazón y nos lleva a utilizar solo la razón como sendero y guía. Los seres humanos hacemos lo que aprendemos, lo que nos enseña nuestra sociedad; enseñanzas que vamos aprendiendo desde que nacemos. ¡Imagínense! No podemos cambiar algo que nos han mostrado y que hemos hecho toda nuestra vida de la noche a la mañana. Somos nosotros mismos los que tenemos que tomar la decisión de dejarnos guiar por el corazón y empezar a recorrer el camino del alma. Debemos reeducarnos nosotros mismos y entender que no tiene nada de malo ni de ridículo aprender a ver todo con el alma.

marSeguramente si todos decidiéramos recorrer en nuestras vidas el camino del alma, ahora mismo no estaríamos tan tristes por el atentado en Barcelona, porque si todo el mundo pensara con el corazón los terrorista no existirían, los atentados no existirían, no habría odio, ni diferencias.

Todos nosotros tenemos la capacidad de pensar con el alma, todos podemos ser amor y llevar luz a donde quiera que vamos. Tan solo tenemos que decidirlo y así será.

¡Los amo a todos! ❤️

7 Comments

  1. Hermoso ¡¡ yo creo en mi humilde opinion que la humanidad esta atravesando una etapa de desnudez que nos inunda la mente de sentimientos distintos, y mientras ocultamos nuestra naturaleza de amor difrazando siempre todo con algo, las creencias opacan todo nuestro potencial, el alma es dificil dominarla, y tristemente vamos viviendo apenas con trozos de alegria. Pero en definitiva somos plemamente afortunados de vivir cuando se tiene salud.

    Le gusta a 2 personas

  2. Reflexiones muy acertadas! Si mirasemos la vida sin egoismo, sin perjuicios, sin odio, sin envidias ni rencores, sin estar enfrentados unos a otros no habría desigualdades ni guerras y tendríamos en el mundo menos sufimiento.
    Todos podemos poner nuestro granito de arena para llegar a un mundo con Paz.

    Le gusta a 2 personas

    1. Exactamente!! Nos quejamos mucho de que hay mucha maldad en el mundo, pero que estamos haciendo nosotros? Eso es lo que hay que hacer, poner cada uno nuestro granito de arena para poco a poco crear un mundo mejor! Besos María José!! ❤️❤️

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s