Ya casi estamos en el año nuevo y mi cabeza no deja de pensar en las miles de cosas que quiero hacer, en mi inmensa lista de metas que me he propuesto alcanzar. Tantas ilusiones, tantos sueños. Pero también pienso en ¿cómo lo haré? ¿son mis metas demasiado altas? ¿Y que si no lo logro? Y es ahí cuando me entra lo que yo llamo “el vértigo del Año Nuevo” y es que estoy tan emocionada con mis planes y proyectos para el nuevo año, que desde ya me veo con todos mis sueños realizados, me visualizo con todas mis metas cumplidas… Ya estoy en lo más alto.
El Vértigo del Año Nuevo no es mas que ese miedo que sientes al pensar en tus metas, en tus sueños, miedo a no poder alcanzar las metas que te has propuesto, miedo al fracaso. No es nada malo sentir ese vértigo, pues es lo que indica que es realmente lo que deseas lo que te has planteado alcanzar en este nuevo año y te da miedo no poder lograrlo. Es precisamente ese vértigo lo que te despierta, lo que te empujará hacia la realización de todos tus sueños y a medida que vayas alcanzando esos sueños o estés más cerca, lo sentirás cada vez menos; el vértigo se irá. ¡Pero ojo! Para que ese vértigo desaparezca debes de trabajar y moverte hacia la realización de tus metas, de lo contrario, si no trabajas en ello y no cumples lo que te propones, ese sentimiento que te encoge el corazón de la emoción al pensar en ellos, se convertirá en un sentimiento de desilusión y derrota.

anonuevo¿Cuantas veces no has tenido un sueño que has tirado por la borda? ¿Y que ahora al sentir que ya es tarde te duele el no haber luchado por el? De pequeña yo quería tocar el piano, cuando escuchaba o veía a alguien tocarlo me parecía algo tan maravilloso. Pero por circunstancias de la vida nunca aprendí. Ahora aún me sigue encantando y fascinando tanto. Su sonido me relaja, me concentra, me da paz, ¡soy feliz escuchándolo! Después de adulta empecé a dar clases de piano con una maestra particular, ¡estaba tan contenta! En seguida se lo comenté a alguien muy cercano a mi, esa persona me dijo que qué hacía yo queriendo aprender a tocar el piano ahora, que eso se aprende desde niño, que yo solo estaba perdiendo el tiempo y que nunca lo lograría. Me dio tanta rabia que precisamente una persona tan cercana me dijera esas palabras. Se me cayó el mundo, no porque no supiera o nunca aprendiera a tocar el piano, si no por que las palabras duelen mucho más dependiendo de la persona que te las dice y esa persona era muy importante para mí. Ahí estaba yo, una mujer adulta, dándole valor a lo que los demás pensaran de mi, tanto que hasta dejé las clases de piano. A veces pienso que si hubiera seguido en mis clases sin haberle hecho caso a aquella persona, seguramente ahora ya sabría tocarlo. Y es que yo no quería tocar en un concierto, yo solo quería tocarlo para mi.

Sí, me siento mal al dejar ir ese sueño, porque lo malo de esto es que ese sueño no desaparece, ¡nunca se irá! Seguirá ahí recordándome que no luché por el, que me crucé de brazos, que renuncié. Como si no hubiese sido lo suficientemente importante para mi… Y duele.

De esa experiencia aprendí que pase lo que pase debo de aferrarme y luchar por eso que deseo, aquello que hace temblar mi cuerpo de la emoción al pensar en ello, aquello que me da vértigo, porque al final, si renuncio, la que se va a arrepentir soy yo, la que se va a sentir derrotada soy yo. Cada quien es responsable de salir a construir sus propios sueños, nadie lo hará por ti. Y si no lo haces pensando en los demás, tampoco nadie te lo agradecerá. Ahora, por supuesto soy mucho mas fuerte y nada ni nadie me detendrá en el camino hacia la realización de mis nuevas metas. Sé que debo de trabajar en ellos, en esos sueños que me hacen sentir este vértigo, esos sueños que traerán más felicidad a mi vida y a la de mis hijos, por que yo no lucho solo por mi, también están ellos. Si eres madre sabrás de sobra, que si tu no eres feliz ellos tampoco lo serán, una madre feliz hace niños felices, una madre que lucha por sus sueños, enseña a sus hijos a luchar por los suyos.

agendaHagamos de este nuevo año un año de metas cumplidas. Yo no quiero quedarme solo con una lista cuyas letras se irán disolviendo poco a poco y que a mitad de año ya habré olvidado. Yo quiero edificar cada una de las palabras escritas en mi libreta de ilusiones, yo quiero sacar a flote esos pensamientos que agitan mi cuerpo al pensar en ellos.

En este año 2017, está en ti salir en busca de tus sueños, está en ti transformar ese vértigo en un sentimiento de ilusión y felicidad para ti y para tus hijos.

¡Las quiero chicas! Gracias por leerme.

10 Comments

  1. Di que sí, no dejes de soñar nunca y de luchar por tus sueños…a veces no se puede conseguir todo pero, si te rindes antes de intentarlo, aún es mucho peor. Ya dice el refrán “quien no se moja no cruza el río”. Y si no se consigue todo, a más se llegará que si sólo dices: me gustaría esto y aquello….cómo me gustaría…. Si te gusta algo a lucharlo!!! Así que a por el 2017 y todos tus sueños!!!❤

    Le gusta a 1 persona

  2. Mientras haya vida, salud y razón para confiar en uno mismo no hay meta que no se cumpla. Confiar sobre todas las cosas y no dejarse abatir por los malos tiempos y personas que no nos quieren ver triunfar. Nuestros suenos se vuelven más claros cuando ya entendemos lo que somos y por donde hemos fallado, así que creo que tu vas a lograr todo lo que traigas en tu menre, igual como tu, yo seguiré el mismo rumbo, hacia todas las cosas que siempre soñe hacer y tener, sobretodo cuidarme hasta lograrlo. Besos amiga bella!

    Le gusta a 1 persona

    1. Amiga bella, confío en que irás detrás de todo lo que te propones y lo conseguirás! Porque tú eres fuerte! Confío tanto en tu capacidad que eres la única que ve mis post antes de ser publicados. Gracias por ser mi editora, mi consejera y por aguantarme en este camino que estoy emprendiendo hacia mis sueños. Te quiero!

      Me gusta

  3. Ainss nena como te entiendo y que identificada me siento con eso del “vértigo de año nuevo” … Me ocurre cada fin de año…son tantas las metas y los sueños a cumplir… Creo tanto en los “rituales” de fin de año y en que según empieces esos primeros 5 minutos así sera tu año y me meto tanta presión a mi misma con cumplir todo lo que en ese papelito escribo minutos antes de sonar las campanadas que, llegado el momento…a segundos de empezar a comer las uvas estoy hecha un manojo de nervios… Por lo que esta por llegar y empezar con ese grito de “FELIZ AÑO NUEVO” que se oye en todos los hogares ….
    Es algo así como nos pasaba el otro día al hacer nuestra declaración de metas… Que tienes tan claro lo que deseas y tienes tanta ilusión y tanto empeño en que sea realidad que te da vértigo, pánico, pavor decirlo en voz alta…escribirlo en ese papel … Por miedo a que no se cumpla, a no ser capaz de llevarlo a cabo … Por la desilusión si no es así….
    Y es que siempre he dicho que un nuevo año es como un libro en blanco y cada día de este un capitulo por escribir y una pagina por llenar con nuestros sueños, ilusiones y acciones pero ahora, al contrario de antes, creo que somos NOSOTROS MISM@S quien hacemos que esos sueños, esas metas y esas ilusiones se hagan realidad …somos nosotros a través de nuestras acciones… Moviéndonos para ponerlos en marcha, luchando para que se cumplan, gritandolos para atraerlos a nosotros ….
    Y, aun así, sigo creyendo que hay algo mágico en esa noche … En ese fin de año y comienzo del nuevo, que hace que si tu pones tu pensamiento en eso que tanto ansias y piensas en ello durante las 12 campanadas… Pidiéndolo, deseándolo, visualizandolo de corazón … Se creara ese mágico surtilegio para que tu SUEÑOS se conviertan en pura realidad…
    Así que, amiga mía, la noche del 31… Repite tu declaración, pon tu pensamiento en esos sueños y visualizarlos mientras suenan las 12 campanadas porque el 2017 sera un gran año …
    ¡¡FELIZ ENTRADA DE AÑO Y QUE TUS SUEÑOS SE HAGAN REALIDAD!!

    Le gusta a 1 persona

  4. “Para crecer, necesitas traicionar las expectativas de los demás”.
    Muchas veces sólo debemos poner en orden las prioridades y dejar de pensar en lo que los demás dirán, porque siempre a alguien no le va agradar lo que hagas.
    El comienzo de un año es una buena ocasión para replantearnos que es lo que realmente necesitamos y queremos en nuestras vidas. 😘😘

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s