triste

Al igual que todas ustedes yo he pasado días difíciles. Días que se convierten en semanas, luego en meses y en ocasiones, hasta en años. No veo luz, al menos cerca, porque las lágrimas no me permiten ver más allá, siento que todo se acaba y no puedo divisar mi futuro.  Pero cuando esos días llegan a su fin, me levanto mucho más fuerte que antes, porque de todo se aprende, hasta de la depresión y la tristeza.

Como madre es complicado cuando nos sentimos así, ya que nosotras siempre protegemos a nuestros niños de vernos tristes. No queremos que nos vean así para no transmitirle tristeza a un ser de luz que solo tiene derecho a ser feliz. Así que, sin importar cuan gris sea el día, nos toca hacer todo lo que esté en nuestras manos para levantarnos cada día con una gran sonrisa para nuestros pequeños y cantar en el coche de camino al cole sus canciones favoritas.

Ahora soy una persona más espiritual y a veces pienso que esos días de tristeza llegan con un fin, para quizá mostrarme algo que Dios quiere que vea con otros ojos, tal vez con ojos de compasión. Ahora pienso que los días bajos o de tristezas me hacen sufrir una transformación, algo se está creando,algo se está formando en mi, en mi ser. Porque la verdad, es en esos días que yo me analizo mejor, pienso más en lo que soy, lo que me gustaría ser y lo que realmente quiero en la vida.

tristezaSe muy bien que si tú te encuentras en esos días en este momento, ni siquiera querrás leer esto, porque seguramente ni te apetecerá leer, “lo mismo de siempre” pensamos, “otra más que se cree experta, no tiene ni idea” solemos decir. Y es que es difícil expresarse en temas como este porque cada quien tiene una manera diferente de reaccionar frente a las cosas. Realmente hay que estar muy compenetrado con la otra persona para saber que decir y como consolarla. A veces ni siquiera queremos que nos digan nada, porque muchas palabras están vacías y eso nosotras lo sabemos. Como no soy una experta no te puedo mostrar cómo superar una depresión, lo que si sé es que al haber pasado por muchos días de tristezas yo misma, me di cuenta de que soy yo la que tiene que luchar contra mis monstruos, ya que soy yo la que los creo. Todas y cada una de nosotras creamos a nuestros propios monstruos, esos pensamientos que habitan en nuestra cabeza opacando a nuestros pensamientos de felicidad y de paz. Al crear yo misma a esos seres malvados que nublan mi razonamiento, ¿adivinen quién tiene que acabar con ellos? Pues obvio que yo. Ningún psicólogo, psiquiatra, o nadie que venga a hablarnos y a decirnos cómo debemos de hacer las cosas y que debemos de pensar puede luchar contra los monstruos que nosotras hemos creado.

Me considero una mujer feliz, aún así, soy humana y los días grises nadie me los quita. Pero sabiendo que yo tengo que buscar esa felicidad, porque ser feliz siempre dependerá de mi. Escucha bien: nadie te va a dar felicidad, la felicidad está en ti y por más que haga el mundo, todos los que te rodean para hacerte feliz, si tú no eres feliz por ti misma, NUNCA LO SERÁS. Así que, con el afán de reducir esos días grises y que terminen cuanto antes a continuación te expongo algunos consejos que, aunque simples y pequeños, a mi me han ayudado a superar muchas depresiones.

  1. sal-a-dar-un-paseoSal a dar un paseo. No te quedes en casa, sal y siente el aire en tu rostro eso es muy revitalizante. Por que si es cierto que en momentos como esos mi casa es mi refugio y el único lugar en donde quiero estar, también es cierto que ese rinconcito es en donde estoy todo el día pensando en las cosas que no debo de pensar. Debemos de salir, buscar pequeños cambios en nuestra rutina diaria. Yo no soy mucho de invierno pero si es cierto que cuando salgo a la calle y siento el aire frío en mi rostro ¡soy otra! Inmediatamente cambio de ánimos y comienzo a pensar más positivo.
  2. Saca de tu vida a las personas tóxicas. Esas personas que solo tienen en su boca palabras hirientes y de menosprecio, sácalas de tu vida, al menos por un tiempo. Ya vendrán tiempos mejores en los que podrás lidiar con esa clase de personas, en los que te sentirás fuerte y podrás aguantarlo, pero no mientras te sientas vulnerable. Si te pasa como a mi, entonces cada comentario tóxico te hundirá aún más. Hay personas que nunca entenderán ni aceptarán tus decisiones ¡que mal por ellas! ¿Linda, qué es más importante, tu felicidad o lo que esas personas tienen que opinar sobre ti o sobre tus actos? Yo lo siento, pero aquí se trata de decidir por ti, por tu vida y nadie tiene las riendas de tu vida y de tu felicidad más que tú!
  3. Elige en cambio a personas positivas. Personas que te empoderen, con las cuales tener conversaciones que sanen tu corazón, conversaciones agradables, no tienen que decirte siquiera palabras bonitas. A las personas positivas se les reconoce no por lo que te dicen, si no por como te contagian su forma de ser y te animan a querer ser mejor persona, aunque no te lo digan. Es como cuando entra la luz a tu habitación, así se sienten las personas positivas.
  4. Agárrate de Dios. Pégate como cacata, aférrate a el. Todo el que me conoce sabe que yo, durante un tiempo no tuve relación con Dios, o muy poca, fue a partir precisamente de un momento de bajón en mi vida que yo volví a conectar con el. Desde ese momento ¡yo sé que no estoy sola! Cuando mis amigas me dicen que no creen en Dios, yo les digo que ¡sí, él existe! Y la verdad no les insisto mucho. Porque yo sé que muchas pasamos por algún momento que nos aleja de el, pero el está ahí siempre llamándonos y en algún otro momento tu lo vas a descubrir, tarde o temprano tu sabrás que el vive en ti. Yo siento que a Dios le gusta que seamos nosotras mismas las que lo encontremos! Para que vivamos nuestras propias experiencias con el. Ahora yo sé que Dios siempre está conmigo y en mis momentos más bajos es cuando más lo siento cerca de mi. Es cuando siento esa corriente en mi cuerpo al pensar en el, esa vibración que me hace sentirlo como si estuviera aquí tan cerca de mi que puedo notar su presencia.
  5. sal a cenar.jpgConviértete en tu mejor compañía. Recuerda siempre decirte cosas lindas, sal a cenar, ¿qué no tienes con quién? ¿¡Quien mejor compañía que tú misma!? Sonríete al espejo, hazle creer a tu mente que eres feliz y ella se lo terminará creyendo. Mímate, ámate, abrázate.
  6. Sé agradecida. Y ustedes dirán; que pesada es María con eso de la gratitud 😂 ¡pues si! Yo soy “una chica gratitud” como una vez nos definió mi amiga Selenia a ella, a mi hermana, Maricarmen y a mi. Ella nos describió como “las chicas gratitud” porque damos siempre gracias por todas y cada una de las bendiciones en nuestras vidas y es que nosotras sabemos que si desde que nos despertamos damos gracias a Dios por el día que comienza, como resultado nos mantendremos todo el día enfocadas solo en las cosas positivas que tenemos. ¡Imagínate si al despertar el primer pensamiento que tienes es un pensamiento alegre! Porque cuando damos gracias lo hacemos siempre por algo bueno y que nos hace felices; O ¿acaso damos gracias por las cosas malas? ¡No! Es por esto que la gratitud es siempre positiva. Y cuando somos positivas, atraemos cosas positivas 😉. Todos los viernes aquí en el blog tenemos los “viernes de gratitud” en donde damos gracias por las bendiciones en nuestras vidas, aunque yo te recomiendo que seas agradecida todo los días, yo he creado los viernes de gratitud para comenzar a acostumbrarnos y a programar nuestro cerebro a dar gracias siempre.
  7. Piensa en las cosas buenas. Normalmente cuando nos deprimimos es por una cosa en específico, por ejemplo, no encontramos el trabajo que nos gusta, o hemos terminado una relación, o no tenemos dinero, etc. Detente un instante a pensar en las cosas que sí tienes y que te han salido bien; a lo mejor no tienes trabajo, pero sí tienes una familia, unos hijos, una pareja, enfócate en ellos. O a lo mejor no tienes dinero, pero sí tienes buenos amigos, o a lo mejor no tienes nada de lo anterior, pero si tienes el cielo, el sol, las estrellas… No quiero ser utópica con esto pero lo que te quiero decir, es que siempre habrá algo bueno, realmente positivo en tu vida de lo cual no te estás dando cuenta o no estas valorando. Empieza a verlo y a darle la importancia que necesita.
  8. Trabaja en tus sueños. Mantente enfocada, se creativa. Cuando te sientes productiva, normalmente los pensamientos de depresión se van porque nos damos cuenta de todo lo que podemos hacer y de lo que somos capaces. Y que ningún día de tristeza ni nadie que nos haga sentir así, puede borrar nuestra esencia, lo que somos. Sé que muchas veces nos sentimos perdidas, pero si realmente conocemos nuestro corazón, nos daremos cuenta de que nada ni nadie podrá cambiar lo que Dios dispuso desde nuestro nacimiento; que seamos felices seres de luz.

¡Las amo!

POSTDATA: estos son simples consejos, no quiere decir que si tú lo haces te vayan a funcionar al 100% de hecho ni siquiera a mi me funcionan así algunas veces, todo depende de cómo me sienta y de que receptiva este yo ese día. Lo que si te digo es que, si no te funcionan estos, busca tu misma algo que te funcione, lo importante es hacer algo y no quedarnos de brazos cruzados cuando nuestros monstruos quieran quitarnos nuestra felicidad.

foto-cierre

8 Comments

  1. Yo conocí a alguien que vivió con depresión los últimos años de su vida….no sé si llega un momento en que entras en una espiral tan oscura y profunda que ya no puedes controlar nada. Pero él no pudo. Lo que sí es cierto, es que hay gente que pasa por momentos duros sin encontrar su fuerz o incluso antes de estar con depresión clínica severa hay una fase previa tipo: bajón, no tener ganas de hablar o escuchar, no querer salir, notar un peso en el pecho o en el estómago, pensar en que nada sale bien…. Creo que es en éstos momentos iniciales en los que tus consejos pueden funcionar sin ninguna duda. Es importante luchar y estar alertas para encontrar la fuerza y evitar pensar en negativo….y así no caer en un pozo del que será mucho más difícil salir.

    Le gusta a 1 persona

    1. Exactamente mi querida Rosa! Es justo antes de que las cosas se tornen graves que debemos de hacer el esfuerzo para salir de esa tristeza. Si dejamos pasar el tiempo cada vez sintiéndonos peor sin hacer nada por nosotros mismos, entonces la depresión será cada vez más grave. Es muy importante lo que tú dices, tratar de identificar cuándo empezamos a sentirnos mal y actuar!

      Un besote hermosa! Y muchas gracias por tu fidelidad. 😉

      Me gusta

  2. Querida amiga,
    Yo opino como tu que la felicidad esta DENTRO DE NOSOTROS. Nos empeñamos en buscarla fuera y le atribuimos a otros el privilegio de darnosla pero, en realidad, somos solo NOSOTR@S quien tenemos esta potestad de hacernos felices.
    Y, por tanto, de nosotros depende también acabar con esos días grises, tristes que nos abruman… Y, aunque parezca imposible en muchas ocasiones, se puede..si conoces tu formula y siempre la pones en marcha cuando detectas que estas así…

    En mi caso tengo mi propia formula… Cuando estoy en esos días de bajón, de no poder ni mirarme al espejo, de no aguantarme ni yo y verlo todo negativo … Lo primero que hago es reconocer mi momento de bajón y entonces, me pongo musica – siempre es la misma canción – mi “CANCION MOTIVADORA”- (aunque reconozco tengo varias) y bailo como una loca … Bailo, bailo y bailo hasta que consigo cambiar mi estado de animo… La musica es mi bálsamo…y después, ya con el estaod dw animo cambiado es ciando analizo la situación que me ha provocado ese bajón (si la hay) y le busco solución …
    También sigo algunos de los consejos de María… SONREIR … Sonreír es un gran arma contra los momentos tristes… Ser agradecido, AGRADECER las cosas buenas que el universo te ha dado, tratar de ver el LADO POSITIVO DE CADA DIA y tener siempre presente cual es mi camino y donde dirijo mis pasos … MIS METAS Y MIS SUEÑOS … Con miras a cumplirlos algún día…
    Gracias por este articulo Maria … Que me ha ayudado a darme cuenta de que realmente tengo buenas armas y herramientas para salir de esos momentos de bajón y de reconducirme a esa mujer poderosa y feliz que soy …

    Le gusta a 1 persona

    1. Mi querida buddy, ¡Tu sí que sabes! Esas es la actitud, buscar siempre nosotras nuestras propias herramientas para sentirnos mejor. ¡Tu lo tienes y me encanta! Lo de la canción está fenomenal ya que la música nos alegra el alma y mucho más si la bailamos. Tu eres de las personas más positivas que conozco, yo sé por lo que estás pasando en estos momentos y aún así tu siempre tienes una sonrisa para mi y para todos tus amigos. ¡Eres genial! Nunca cambies. Y muchas, muchas gracias por leerme 😘

      Me gusta

  3. Mary, me ha gustado mucho tu post, cuando escribes lo haces con el corazón y te abres a todos los que te leemos. Qué verdad es que la felicidad está en nosotros mismos y lo que tenemos que hacer es encontrarla y cultivarla para que cada vez crezca más.
    Un deseo para todos en el 2017: que los días grises vayan desapareciendo!
    Muchos besos

    Le gusta a 1 persona

    1. Si María José! Siempre trato que cada una de mis palabras vengan desde mi corazón, porque cuando escribo desde mi corazón, desde dentro de mi, las palabras emanan sin ningún esfuerzo.

      Muchas gracias por tu deseo de felicidad! Desde aquí te deseo lo mismo. Mucha Felicidad!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s