divorce-619195_1920

Un divorcio es siempre frustrante para ambos lados, en mi caso, hubo un momento en el que pensé que nunca me llevaría bien con el, con aquel hombre que una vez ame  y que me me amo tanto que juramos amor eterno ante Dios. Es increíble cómo mi ego me llevó a odiar algo que una vez llego a ser tan bonito y que me dio tanta felicidad. Soy humana y me deje llevar por todo el rencor que venía arrastrando dentro de mi. Pero estoy segura de que ese sentimiento de rencor no solo fue por mi parte, también el me odiaba, lo sé por sus ojos, lo sé porque tampoco fue fácil para él.

En un divorcio solo piensas en venganza y entre tanto alboroto, discutiendo por los bienes materiales, como si eso fuera lo importante, se nos olvidó todo aquello que habíamos vivido desde que nos conocimos, los lugares que visitamos y en los que vivimos, nuestra familia, nuestros hijos, en fin, nuestros sueños juntos. Estamos acostumbrados a ver siempre las cosas desde nuestro lado, desde nuestra razón y mi ex y yo no fuimos la excepción y en un principio, las negociaciones fueron muy duras.

MAJO Y PAPI

 

Pero ni tanto el como yo somos malas personas y llegó un momento en el que recapacitamos y pensamos en que para ser felices, ahora en nuestras vidas separadas, que nunca estarán separadas del todo por nuestros hijos; debíamos de buscar la manera de arreglar nuestras diferencias con el fin de comunicarnos mejor para hacer juntos aquello por lo que siempre estaremos unidos: criar a nuestros hijos FELICES, en un hogar equilibrado y lleno de paz. Porque créanme, donde hay paz, hay felicidad.

Aquí te doy 5 razones por las que me llevo bien con mi ex:

IMG_0618

 

  1. MIS HIJOS. Cuando te casas y tienes hijos, estos son lo más importantes, cuando te divorcias, ¡ellos siguen siendo los más importante! ¿Quieres que tus hijos sean felices y tengan una vida emocionalmente equilibrada y exitosa? Los niños siempre nos van a necesitar a los dos, esto significa que para ese recital que María José se ha estado preparando tanto durante todo el año, ella querrá vernos en el público a los dos, significa que cuando Alex está enfermito, el quiere que su papi y su mami estén con el y que cuando Sara tenga uno de esos exámenes de matemáticas necesitamos estar los dos compenetrados para explicarle lo que haga falta y transmitirle buena vibra. Llevarte bien con tu ex ayudará a que los niños no se vean afectados por el divorcio y aquí te diré lo que siempre te digo, déjate guiar por tu corazón, no hagas las cosas porque estén escritas en un contrato de divorcio, has las cosas que desde tu corazón consideras que son justas para ambos lados. ¡LOS NIÑOS NO SE NEGOCIAN! No caigas en algo tan bajo como querer herir a tu ex marido con tus hijos, ¡por Dios! Si haces esto los que más sufrirán son los niños. Así que linda, deja el odio y empieza a preocuparte más por lo que realmente importa. Tus hijos.
  2. ESTABILIDAD EN MI HOGAR. Llevarme bien con mi ex, me ha ayudado a crear un hogar equilibrado para todos a pesar del divorcio. Con esto me refiero a que, aunque los niños vivan conmigo y estén conmigo la mayor parte del tiempo, las responsabilidades en cuanto a los niños se refiere, tratamos de dividírnosla los dos. De igual manera, también compartimos sus momentos más felices y llenos de ilusión. Los cumpleaños de los niños, por ejemplo, lo pasamos juntos, juntos lo organizamos y damos ideas de lo que podemos hacer pensando siempre en algo que sepamos que a los niños les gustará. Este año Iván recomendó irnos al parque de atracciones a celebrar los cinco añitos de Majo y a mí me encantó la idea, la pasamos súper y Majo disfrutó de un día maravilloso del que no dejó de hablar durante todo el mes siguiente. El año pasado por los 11 años de Sara nos fuimos a las fallas con la familia de su padre y para los 8 de Alex, Iván se fue a Santo Domingo a celebrarlo con mi familia, mientras yo estaba fuera del país por temas de trabajo. Un hogar equilibrado emocionalmente significa que yo tengo las puertas abiertas de mi casa para el padre de mis hijos y para toda su familia, un hogar en donde su familia se sienta bienvenida siempre y que mis hijos puedan crecer equilibradamente sintiendo el amor que toda la familia le ofrece. No se si solo es percepción mía, pero a mí me da la impresión de que yo me llevo mejor con los padres de mi ex después de que me divorcié 😜 parece raro, pero al darme cuenta de la importancia de que los niños se sientan arropados, valorados y amados por todos en un proceso como este, mi hogar es un lugar abierto para todo el que traiga amor, buenas vibras y todo aquello que le aporte a mis hijos estabilidad. Recuerden ¡el amor nunca sobra!
  3.  LAS NEGOCIACIONES SON MÁS FÁCILES Y SENCILLAS. para-articulo2

¿Acaso te crees que lo de negociar se acaba con el matrimonio? ¡Nooo! Ahora tendrás que negociar mucho más. Desde cosas sumamente importantes, que determinarán la convivencia con los niños como el régimen de visitas y la custodia, hasta cosas simples del día a día como un cambio de fin de semana, recogerlos en el cole un día que no te toque o viceversa, cuantas horas y cuáles días dejamos a los niños jugar con la play, cuantas horas de tele ven los niños al día, e incluso ponernos de acuerdo en quién comprará qué, de la inmensa lista de juguetes que le han escrito a Santa y a los Reyes Magos, para que no le vayan a traer algo repetido. Tengo la suerte de que el padre de mis hijos está siempre ahí, presente en todo. El quiere saberlo todo, estar atento e involucrado en todo lo que concierne a los niños ¡Gracias a Dios! Así que tengo que negociar muchas cosas, por esta razón es mejor estar en paz para que la negociación no sea un dolor de cabeza, si no que sea fácil y fluida para ambos. Que si el quiere negociar algo conmigo no sienta miedo de decirme y que si yo necesito hacer algún cambio de planes acuda a él con total libertad. Siendo siempre justa y amable porque el mundo da muchas vueltas y hoy puede ser él quien necesite de un favor, pero mañana puedo ser yo.

4. MI LIBERTAD. Y esto es lo mejor que te puede pasar en la vida. Al llevarme bien con el que una vez fue mi compañero de vida, he dejado ir todo el rencor que tenía dentro y que no me dejaba fluir ¡Y es que se pierde mucha energía guardando rencor! Dejé ir, solté todo aquello que me hacía daño y como resultado encontré a una mujer capaz de perdonar y de ser perdonada. Por esta razón, ahora tengo una relación sana con mi ex, lo que me permite disfrutar de momentos agradables con el y con mis hijos sin la necesidad de acudir al pasado para reprochar ni culpar a nadie en ningún momento. Ahora soy libre, sabiendo y aceptando que con el padre de mis hijos estoy ligada por siempre o hasta que los niños se hagan mayores de edad.

para-articulo

5. APOYO. El verano pasado me salieron unas prácticas profesionales fuera del país. Las prácticas no son obligatorias, pero se trataba de un sueño que he deseado toda mi vida y esto mi ex lo sabía. Pero el trabajo comenzaba a principios de junio y aún los niños estarían en la escuela y con exámenes, justo antes de salir de vacaciones de verano. Se lo comenté a Iván y no dudó en aceptar quedarse con los niños para que yo fuera a tratar de cumplir mi sueño. Sé muy bien que si no me hubiese llevado tan bien con él, simplemente me hubiera dicho que no, ¿para qué y por qué ayudarme y apoyarme en un momento como ese? Pero el decidió hacerlo. La verdad no se lo que pensó cuando se lo pedí porque no se lo pregunte ¡y si! Yo me sorprendí con su respuesta y no solo con eso, también cuando los niños salieron de vacaciones y les tocaba estar conmigo, ¡el mismo viajó a Nueva York para llevármelos! Me quedé boquiabierta con ese acto. Le di las gracias y cada uno por su lado.

El divorcio, en mi caso fue inevitable, pasaron muchas cosas y estábamos muy heridos y cansados de luchar por algo que ya se había acabado, esfumado. Estoy segura que de no habernos divorciado, nos hubiéramos seguido hiriendo, sumergidos en una relación que ya no tenía futuro como matrimonio. Así lo veo yo; al divorciarnos no rompimos nuestra familia, no es que no nos importan nuestros hijos, al contrario, nos divorciamos porque ya juntos como pareja no podíamos darle a nuestros hijos felicidad porque ni siquiera nosotros éramos felices y no puedes dar algo que no tienes. Al divorciarnos dimos un paso hacia adelante, hacia la búsqueda de un bienestar que tanto mi ex como yo nos merecemos, un paso que era ya necesario, por nuestro bien y el de nuestros hijos.

Puedes elegir divorciarte por las malas, guardar rencor, corroerte con ese odio y enseñarles a tus hijos que el odio y la venganza es una opción, o también puedes enseñarles a tus hijos que los amas y que por ellos eres capaz de divorciarte por las buenas, con una buena comunicación, con un diálogo positivo, con paz y tranquilidad, mostrándoles que el amor es la única opción. En cualquier caso, sea lo que sea que elijas, ellos estarán de por medio.

16 Comments

  1. Me encanta lo q acabo de leer, de las decisiones q has tomado y lo q has creado, un hogar maravilloso, con unos niños encantadores, felices, fuertes y que se convertiran en adultos seguros de si mismos gracias al amor incondicional que reciben de sus padres.
    Siempre estuviste llena de amor, y recuerda q los prejuicios e inseguridades de otros no borren munca esa sonrisa tan preciosa.
    Un beso muy grande para los cuatro.

    Le gusta a 1 persona

  2. Me gustó mucho tú artículo, porque vi lo bien que te llevas con tú ex, para tener esa felicidad que no mantuvieron cuando estaban casados, en todo ese proceso los mas afectados son los niños y ustedes han sabido llevar una amistad en armonía y felicidad para que los niños no noten la ausencia o lejanía de alguno de los ustedes. Felicidades!!

    Le gusta a 1 persona

  3. hola! me encata leerte! independientemente de los temas que abordas que sin duda son muy importantes en las deciciones de las mujeres o de las parejas, creo que este espacio es una ventana de lo que tu llevas dentro, de como persives las situaciones y como resulves los problemas, con errores y modificandolos siempre en algo positivo. yo creo mas que nada que un “ex” marido, pareja, amiga, trabajo etc, siempre quedan en nuestras memorias y nos ayudan a superar algo que teniamos que resolver para poder encausarlo siempre en la direccion correcta, tu siempre sales a flote con la mejor actitud y este espacio es la prueba de ello. No dejes de proyectarte! aunque a veces te sientas perdida sigue escribiendo, veras que siempre es un camino de diferentes encuentros.

    Le gusta a 1 persona

    1. Exactamente Edith!! Este espacio está creado con la intención de mostrar mis vivencias y como supero cada obstáculo que se me presenta y así servir, no de inspiración, ni de ejemplo, porque cualquiera puede hacer lo que yo hago, pero simplemente como un instrumento que les ayude a ver las cosas quizá desde otra perspectiva. Nosotras las mujeres aunque somos diferentes nos encontramos muchas veces en las mismas situaciones y compartir nuestras vivencias es una manera de apoyarnos las uñas a las otras.

      Me gusta

  4. Me encanto tu post. Muy acertado tu artículo y las razones que das muy ciertas e importantes todas. Gracias por compartir tu experiencia para que otros podamos aprender de ellas.

    Le gusta a 1 persona

    1. Amigaaa! No había visto este comentario! Yo sé que muchas veces es difícil, pero debemos de hacer siempre las cosas de corazón y tratando de entender al otro. Los niños lo agradecerán y serán más felices. Muchas gracias por leerlo y por estar ahí!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s