To blog or not to blog that is the question

En mi post anterior les hablé de mi decisión de abrir mi propio blog de una vez y por todas. Pero, ¿por qué tener un blog? ¿Qué beneficios trae eso? Tener un blog no es obligatorio, pero es un plus. Es como cuando te levantas por la mañana, estás bella, porque siempre lo eres 😉, pero luego te aseas, te hechas capa y pintura (te maquillas a lo dominicano) y te vistes para salir. ¡Ahora estás radiante! Y no solo te sientes radiantes, si no que le dices al mundo, ¡mírame estoy radiante!. 

Eso es lo que puedes hacer con un blog, puedes mostrarte y aún mejor, mostrar lo que haces y lo bien que lo haces.  Lo bueno de los blogs es que son espacios personales, esto quiere decir que es tu espacio en donde puedes ser tú mismo, expresarte con originalidad y venderte tal y como eres. Esto lo debes recordar siempre, SER TÚ, porque, que rollo fingir algo que no soy, eso no suele durar mucho y si quieres tener un blog duradero, es importante que lo tomes en cuenta.

A continuación te detallaré las razones por las que yo creé mi blog y por las que tú deberías también abrir el tuyo.

Razón 1: Mostrarme al los caza talentos. Si estás en busca trabajo, un blog puede ayudarte a que los cazatalentos te encuentren y vean tu trabajo.  ¿Qué no basta con tener un curriculum o qué? Welcome to the new age babe! 

A diferencia de un currículum, en un blog no dices lo que sabes hacer, en un blog HACES lo que sabes hacer. Esto lo convierte en una herramienta muy competitiva que te permite diferenciarte y resaltar frente a los demás.

Reason #2 ( razón #2): Expresarme al máximo!

¿Cuál es tu pasión? ¿Qué es lo que más te gusta hacer? Ya sea que tu pasión sea la cocina, la fotografía, el marketing, la jardinería…, un blog te brinda la oportunidad de mostrar al mundo tus habilidades, pensamientos, ideas y todo aquello que te hace único y diferente a los demás. Es un espacio ideal para manifestarte de la manera en que tu te sientas más cómoda.

Mejorar mis habilidades como escritora es mi razón # 3:

Escribir ha sido, desde niña, una de mis mayores pasiones. Recuerdo cuando llegaba el verano y me iba de vacaciones, siempre llevaba un cuaderno donde escribía todo lo que hacía y cómo me sentía en cada momento. Era mi diario de verano y para mí lo más preciado de las vacaciones. Me encanta escribir y el hecho de poder expresarme a travez de lo que escribo. Pero luego fui creciendo y ese hábito que tenía de escribir se esfumó al igual que muchas otras cosas y aunque me seguía gustando la escritura, en ese momento sentía que no lo hacía bien, o que aquello no me llevaría a ningún lado. Ahora con este blog tengo la oportunidad de volver a hacerlo y mejorar esa habilidad que tanto me gusta.

Razón #4: Educar 

No necesitas ser maestro o educador profesional para enseñar a través de un blog. Simplemente compartiendo tus experiencias, opiniones e ideas, estás facilitando que otros al leerte aprendan de ti. Ya sea que seas experto en marketing, o que hagas unas tartas estupendas, a través de un blog puedes dar un conocimiento más amplio a otras personas sobre tu especialidad. Al fin y al cabo, un blog casi siempre tiene una finalidad educativa. Recuerda que nadie es experto en todo, por ello, por más sencillo que sea eso que quieres enseñar, siempre habrá alguien que te lo agradezca.

Razón #5: Crear comunidades de personas afines a mí.

Construir relaciones con las personas que nos leen, yo diría que, es casi la finalidad principal de abrir un blog. Atraer individuos y crear comunidades con nuestros mismos intereses, valores, inquietudes y conectar con ellos a través de nuestro contenido; determinará el éxito de nuestro blog. Crear y pertenecer a una comunidad, nos ayudará a llegar a más personas y expandir nuestro mensaje.

Razón #6: Conectar conmigo misma

Cuando comienzas un blog es siempre acerca de ti y de lo que te gusta. Y aunque si es cierto que escribes para una audiencia, también es cierto que esa audiencia conectará contigo precisamente a través de esas cosas que te gusta hacer. A medida que vayas creciendo tendrás que ir adaptando tu contenido al público que te sigue, pero recuerda que ser tú misma marcará la diferencia. Es necesario que hagamos las cosas con pasión, originalidad y autenticidad; porque son esas cualidades las que nos guardarán un espacio en el corazón del los demás.

Mostrar mi marca personal es la #7:

Y aunque Mostrar mi marca personal es una de las razones principales de tener este blog, son precisamente todas las razones anteriores las que me ayudarán a generar el valor que necesito para gestionar mi marca y dejar una huella que me permita posicionarme tanto en el mundo físico, como en el digital. 

Razón #8: Conectar con otros profesionales 

Construir una red de profesionales que me sirvan de inspiración es otro de mis motivos para crear un blog. Conocer, seguir y aprender de personas en mi misma industria se convierte en algo necesario a la hora de encontrar orientación y nuevas oportunidades de crecimiento.

Razón #9: Money, money, money! 

Ya sé que es difícil y que no todo el mundo puede hacerlo, pero te mentiría si te dijera que ganar dinero con mi blog no me ha pasado por la cabeza. ¿Te imaginas ganar dinero haciendo lo que te gusta? Ya sea compartiendo sobre tu especialidad, o sobre tus aficiones; con buen contenido, paciencia, dedicación y muchos, muchos, muchos suscriptores, puedes incluso llegar a vivir de tu blog.

Definitivamente, de todas las herramientas que podemos utilizar para crear y mostrar nuestra marca personal, el blog es para mí, quizá la mejor y más práctica de todas ellas. Abrir un blog es bastante demandante, se requiere mucho esfuerzo, creatividad e inspiración, por ello, cada uno de nosotros debemos de tener nuestras propias razones que nos sirvan de inspiración. 

¿Tienes o piensas abrir un blog? ¿Cuáles son las razones que te inspiran a hacerlo?

Gracias por leerme,

María

Share this post!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

Leave me a sweet a comment

avatar